diempresa
Siguenos en facebook twiter youtube contacto

El dueño tiene que vencerse a si mismo


Una de las principales razones por las que un empresario no crece es porque sigue siendo el gerente de su empresa. La principal traba es su incapacidad de delegar las responsabilidades operativas del día a día de su negocio. Para crecer, el dueño tiene que vencerse a sí mismo.

Y esto es así porque el empresario, como cualquier persona metida en una tarea al 100%, llega a un límite de creatividad y productividad. El empresario metido en la ardua labor del día a día no tiene tiempo de recrearse, de repensar las cosas, ni de nutrir su cerebro y rellenar su corazón con nuevas ilusiones. Para volver a ser un actor importante en el desarrollo de su empresa el empresario debe salir de ella y atreverse a mirar lo que pasa en el mundo.

Metido al 100% en el día a día, con horarios que no respetan la jornada laboral de las ocho horas ni el descanso de los domingos, el empresario empeñoso se convierte en una persona gruñona, desconfiada y sin ideas.

Puede ser visto como un gran chambero pero, en realidad, también se convierte en un avaro que no quiere invertir en su bienestar. Desde fuera, un dueño puede parecer el perro guardián de su almacén, un esclavo encadenado a la caja, al candado y a las llaves de su tienda.

¿Qué le impide a un empresario contratar a un buen segundo? Es una pregunta que me hago y que hago con frecuencia a los empresarios que asesoro. ¿Qué le impide a una persona solucionar sus problemas para avanzar más rápido?

Tengo mis hipótesis y las formulo como interrogantes ¿Es el miedo a que el plan no resulte? ¿La inversión que requiere? ¿La envidia que genera que otro gane un monto de dinero que a uno nunca le pagaron cuando era empleado? ¿Es la desconfianza en las capacidades del que vamos a contratar? ¿Es el temor a que fuera del trabajo rutinario nuestro rol de empresarios deje de tener sentido?

¿Cuánto cuesta contratar a un buen segundo? ¿Cuánto vale tu libertad? ¿Cuánto más podrás aportar a tu compañía si dejas las tareas cotidianas, repetitivas y súper básicas que vienes realizando desde hace más de tres años?

Un buen segundo, un nuevo gerente, eso es probablemente lo que necesitas.

Publicado en el suplemento Mi Empresa de el Comercio el domingo 10 de junio del 2012.

Enviar a un amigo
Enviar este artículo
De
Para
Correo destino
Comentario

Taller del Desarrollo de la Inteligencia Empresarial

Novedades
Taller de Desarrollo de la Inteligencia Empresarial
Horario Miércoles Noche

Inicio el miércoles 1 de noviembre ...leer más

Servicio de Asesoría Empresarial Diempresa


diempresa

CONSEJO DEL DIA
No toda "chamba es chamba"
Ni todos los "negocios son negocios".
Existe la capacidad de discernir
entre lo que es ético de hacer
y lo que es inmoral.
Recuerda eso siempre.

diempresa
talleres@juaninfante.com
993 026 163